Tag Archives: leche

¿Es bueno complementar con fórmula?

20 Dic

La combinación debe hacerse sólo bajo supervisión profesional y con algunas recomendaciones generales.

Imagen

Como lo hemos dicho, la leche materna es el mejor alimento y entre sus beneficios están que provee la nutrición ideal, madura el aparato digestivo de tu bebé, lo protege contra infecciones y actúa directo sobre su desarrollo cerebral pero, si eres de las mamás que necesita combinar la lactancia con fórmula, esto te puede funcionar.

En teoría y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los menores de seis meses deben ser alimentados exclusivamente con pecho, sin embargo, es importante que sepas las pautas para combinar la leche de sustitución con la tuya.

Qué es 
Un producto diseñado para cubrir las necesidades nutricionales de los niños con ciertas características o un complemento de la lactancia materna; se fabrica a partir de la leche de vaca o sus componentes y generalmente incluye lactosa, proteínas, vitaminas y nutrimentos inorgánicos (minerales) que son reajustados para semejarse a la natural.

¿Es seguro combinarlas?
Sí, siempre y cuando lo hagas de acuerdo a las indicaciones del pediatra o nutriólogo. La fórmula, según normas de la OMS, está considerada un medicamento y su administración debe darse según el peso, talla e historial clínico del niño.

Qué cantidad darle
El pediatra Pablo Leytón, señala que el número de mililitros se deriva de la energía gastada de acuerdo a su edad y actividad física diaria, ya que el cuerpo requiere una caloría por cada mililitro de agua consumida y en su caso, este consumo se basa en el crecimiento acelerado durante el primer año.

Generalmente se considera que por cada kilogramo, corresponden 150 mililitros diarios. Por ejemplo, si tu bebé pesa 4.5 kg, necesita tomar 675 ml de leche de fórmula (4.5 x 150 = 675) pero como te comentamos, es primordial que su médico sea quien te asesore.

Tips

  • Al prepararla, sigue cuidadosamente las instrucciones del envase y no mezcles diferentes marcas, podrían provocarle estreñimiento o diarrea
  • Para saber si le estás dando la cantidad adecuada, pon atención en el número de pañales que usa al día: entre ocho y 12 en el primer mes y de seis a 10 hacia el sexto, son buenos indicios.

Vía BBMundo

Cómo aumentar la producción de leche materna

7 Dic

En algunos casos, puede que la mamá no produzca leche suficiente para satisfacer las exigencias de su bebé. La clave está en la estimulación del pecho. Cuanto más succione el bebé, más leche producirá. La tranquilidad y la serenidad también ayudan.

protectores-de-lactancia-reusables-demilamores4-pares-promo_MLM-F-3105769507_092012Según los especialistas, las insuficiencias reales en la producción de leche son pocas y, en la mayor parte de los casos, la preocupación de las mamás carece de fundamento. Antes de alarmarte, comprueba que el bebé está saciado y recibe la cantidad de leche que necesita.

¿Por qué tienes poca leche? Las causas:

  • Falta de estimulación del pecho. Si no se da el pecho de forma frecuente, a causa de dolor en los pezones, estrés o indisposiciones de la mamá, la producción de leche disminuye.
  • Trastornos psicológicos o físicos, como desarreglos hormonales, estrés, cansancio o depresión.

También puede suceder que la mamá tenga suficiente leche pero el bebé no tome bien del pecho y no reciba la cantidad de leche que necesita. En este caso, la clave para mejorar la alimentación del pequeño está en conseguir que corrija la postura para hacerlo bien.

Qué puedes hacer:

Si produces menos leche de la que tu hijo necesita, puedes actuar de la siguiente manera:

  • Estimula el pecho. La succión del pequeño o del sacaleches son la mejor manera de aumentar la producción de leche.
  • Alimenta al bebé a demanda: ponlo al pecho cuando quiera y durante todo el tiempo que quiera. Dale sólo leche materna y sigue una dieta equilibrada.
  • Busca la mejor posición para dar el pecho y, cuando el pequeño esté succionando, comprime el pecho con las manos, con el fin de aumentar el flujo de leche. Cuando creas que la leche llega en la cantidad adecuada, cambia de pecho y continúa hasta que el bebé ya esté saciado.
  • Si es preciso dar al pequeño un complemento, usa el Sistema de Nutrición Suplementario. El bebé recibirá el alimento que necesita sin tener que usar el biberón. Además, la succión del pezón estimulará la producción de leche.
  • Algunas plantas medicinales contienen propiedades similares a los estrógenos femeninos, por lo que estimulan la producción de leche. Entre ellas, las semillas de sésamo son las más recomendadas.

Si, a pesar de todo, adviertes que sigues produciendo poca leche, consúltalo con el médico: puede suceder que la causa se deba a que la tiroides no funcione de forma adecuada.

Vía: Mi bebé y yo

Guía de alimentación durante el primer año de vida

2 Nov

Es durante esta etapa cuando tu hijo crecerá más que en cualquier otro periodo de su vida.

Durante el primer año de vida de tu bebé es muy importante seleccionar los alimentos correctos ya que es durante esta etapa cuando tu hijo crecerá más que en cualquier otro periodo de su vida, recuerda que es fundamental incluir una variedad de alimentos sanos además de que el establecer patrones alimenticios sanos en este momento ayudará a que estos patrones se queden para toda la vida.

Es por eso que a continuación  se detalla una breve guía de alimentos saludables y la etapa en la cual es recomendable dárselos al bebé:

  • 0 a 6 meses de vida

El bebé nace con reflejos de sentir hambre, succionar (mamar) y tragar.

Los primeros seis meses se alimentará exclusivamente de leche, la cual es suficiente para asegurar su crecimiento.

Doctores y nutricionistas han reconocido que la leche de la madre tiene propiedades que no se pueden fabricar artificialmente en la leche de fórmula, proporciona protección  contra infecciones debido a que contiene abundantes anticuerpos y posee pocas posibilidades de provocar reacciones alérgicas, es muy rara la alergia a la leche materna.

  • 6º mes, ablactación

“Ablactación” o “alimentación complementaria” se refiere a la introducción de alimentos distintos a la leche, es el primer paso para alcanzar la alimentación completa y variada. Se recomienda que comiences a los 6 meses de edad, si lo ablactas antes puede presentarse intolerancia al alimento, porque el sistema digestivo todavía no esta preparado para este tipo de comida, además, hay mayores probabilidades de desarrollar alergias.

“Es preferible que tú cocines la comida del bebé, con alimentos  naturales, frescos y limpios”.

Cereal: comienza con cereal pre cocido de arroz, después avena y cebada, no los mezcles en una sola toma, empieza con una cucharada en la leche de fórmula que tu pediatra te indico. Posteriormente has la mezcla del cereal con la leche en un plato hondo, y dáselo con cuchará dos veces al día (en el desayuno y merienda).

Frutas: puedes ofrecer puré de cualquier fruta, por lo menos una vez al día, excepto fresa, sandia, piña y melón.

Ofrécele agua natural hervida dos o tres veces al día.

  • 7º mes

Además de lo anterior, agregar:

Verduras: una ración muy bien cocida y sin cáscara ni pellejos.

Cereales: pastas y pan.

Frutas: puedes comenzar a ofrecer sandía, piña y melón.

Carne: debe ser sin grasa, bien cocida y triturada, puedes darle una ración de hígado de pollo o res, esto debido a que su consistencia es más suave, además de lo altamente saludable.

  • 8º mes

Además de lo anterior, agregar:

Una ración de grasas y una de: frijol, haba, lenteja, garbanzo todo lo anterior bien cocido, espinacas y jugos de frutas coladas.

  • 9º mes

Los mismos alimentos que los meses anteriores

  • 10°  mes

Además de los alimentos anteriores, agregar:

Una ración de frutas y verduras, una ración de carne o hígado y una ración de yogurt, quesos o cremas.

  • 11º  mes

Los mismos alimentos que en los meses anteriores

  • 12º mes

Además de los alimentos anteriores, agregar huevo cocido.

Es muy importante que recuerdes que debes iniciar con un solo alimento, nunca mezcles varios alimentos nuevos a una misma vez y siempre tomar las precauciones necesarios con respecto a los alimentos que le estas dando a tu bebé, recuerda lo importante y benéfico que será el comer las cosas en su etapa correspondiente.

Vía: Tu bebé y tú

Madre dona 330 litros de leche materna y obtiene Récord Guiness

1 Nov

Hay tantos récords Guinness absurdos que éste, aunque es extraño, sin duda merece una mención especial por la generosidad de esta madre: Alicia Richman, de 28 años, ha ganado el Récord Guiness por donar leche materna. Ha donado nada menos que casi 330 litros de leche al Banco de Leche de Madres del Norte de Texas.

Alicia dio a luz a su hijo en marzo del año pasado y al darse cuenta que producía mucha más leche de la que su hijo necesitaba y que su congelador estaba repleto de botes de leche pensó en la posibilidad de donarla a otros niños que pudieran necesitarla.

Donar leche es como tener la oportunidad de amamantar a mucho niños. De hecho, calculan que cientos de bebés se han beneficiado de la leche donada por esta madre, la mayoría prematuros gravemente enfermos y necesitados que no podían ser amamantados por sus madres.

No cabe duda de que la leche materna es el mejor alimento para el recién nacido, aunque no pueda ser de la propia madre, contiene propiedades protectoras contra enfermedades infecciosas que podrían poner en riesgo la vida de los bebés prematuros, por tanto la donación de leche materna beneficia a muchos bebés.

Ganar un récord evidentemente no es el fin de ninguna madre que decide donar. Hay muchas madres anónimas que lo hacen cada día en el resto del mundo de forma totalmente desinteresada que igualmente merecen todo el reconocimiento.

Vía: Bebés y más

Cinco mitos comunes sobre la lactancia

10 Oct

¡Sorpréndete! Es probable que hayas creído alguno y estés alimentando incorrectamente a tu bebé.

De mujer a mujer y a lo largo de las generaciones, se han transmitido algunas creencias sobre la lactancia pero la mayoría carece de sentido y fundamentos científicos y en vez de promover esta importante experiencia, la ha entorpecido. Descubre algunas de las más comunes y deshazte de la desconfianza; lactar a tu hijo ¡es lo mejor que le puedes dar!

1. “Si le das cada que pide, se te va a acabar la leche”

¡Todo lo contrario! Durante los primeros meses, cada vez que tu hijo amamanta se libera en tu sangre un torrente de prolactina que hace que la glándula mamaria fabrique leche. Por eso, si le permites lactar tantas veces como lo necesite y sin imponer horarios, siempre  estará estimulando la producción.

2. “El calostro no lo alimenta, le hace daño y debes desecharlo”

Falso de nuevo. El calostro es una sustancia rica en proteínas y anticuerpos y es imprescindible que el bebé lo tome, ya que le aportará una protección especial contra las enfermedades, además de estimular la primera deposición llamada meconio, que ayuda a madurar su sistema digestivo.

3. “Si te hacen cesárea, se te va a retrasar la subida de la leche”

Este proceso comienza cuando la placenta se separa del útero y ocurre tanto en un parto vaginal como cuando hay intervención quirúrgica. Lo que sucede en un parto asistido, es que ciertas rutinas en los hospitales retrasan el primer contacto entre la madre y el bebé y sin él, el pezón no recibe el estímulo necesario para empezar a liberar prolactina y oxitocina, hormonas encargadas de la producción de leche.

4. “Te va a dar anemia por amamantar”

Como la mayoría de las mujeres que lacta a libre demanda y de forma exclusiva no tiene menstruación (por lo menos hasta el sexto mes de vida), el riesgo de padecer anemia es muy bajo o nulo. Lo que sí es necesario es alimentarte adecuadamente para evitar complicaciones.

5. “Si no sube de peso es porque tu leche no es ‘buena’”

Aunque por la dieta existen pequeñas diferencias, se ha comprobado que incluso las mujeres desnutridas y que llevan una vida precaria pueden producir leche de calidad y cantidad óptimas para cubrir las necesidades de su hijo. La realidad es que el peso de tu bebé está relacionado con un consumo insuficiente, ya sea porque no se alimenta a libre demanda o porque su succión no es adecuada.

Vía: BBmundo